3 julio, 2019

La planificación del entrenamiento, clave para alcanzar tu meta

A la hora de plantear al reto y conquistar al Himalaya, desde el equipo teníamos claro que completar la Everest Trail Race (ETR) iba a ser misión imposible si la planificación del entrenamiento no era la correcta y si no teníamos en cuenta los pilares del entrenamiento invisible. Para ello, los responsables del equipo a nivel deportivo trabajamos codo con codo con el equipo médico y nutricional con el objetivo de diseñar un plan estratégico de entrenos que le permita a Amador completar la carrera en las mejores condiciones posibles, todo y ello teniendo en cuenta que la esclerosis múltiple afecta directamente a la práctica deportiva.

En este sentido, hemos focalizado la ETR de 2022 como gran objetivo, con 160km y 29.000m de desnivel acumulado repartido en 6 etapas. Así pues, hemos optado por seguir una planificación tradicional, con dos picos de forma al año y replicando este método anualmente durante los 4 años de preparación. De esta manera, logramos afrontar objetivos intermedios cada 6 meses, sin sobrecargar en exceso a Amador y dándole tiempo suficiente a que recupere entre una prueba y otra.

Como resultado, este año hemos empezado con maratón de montaña, con el fin de ir subiendo distancia y dureza en 2020 y 2021. Además, también hemos planificado participar en varias carreras por etapas antes del Everest.

¿Cómo se divide el entrenamiento de Amador?

El equipo de profesionales del deporte y la salud que formamos parte del proyecto dividimos los entrenamientos en tres bloques:

  • Entrenamiento físico:

En este apartado buscamos desarrollar todas las capacidades básicas y específicas del deporte, para llegar en el mejor estado de forma a cada uno de los objetivos.

  • Entrenamiento mental:

Lo utilizamos para preparar la mente de Amador ya no solo para la dureza de las carreras, sino también para el compromiso y rigor que supone el afrontar varias de las carreras más duras del planeta a lo largo de los próximos años.

  • Entrenamiento nutricional:

En carreras de ultradistancia es fundamental comer y beber durante la propia carrera. Tenemos que encontrar las estrategias que mejor asimile el organismo de Amador para poder rendir el día de la carrera y protegerle de estados peligrosos como la hipoglucemia o la hiponatremia.

Con todo, por un lado tenemos que trabajar sus capacidades de resistencia, fuerza, agilidad, movilidad, etc… Y, por otro, cobra un papel fundamental el entrenamiento mental y nutricional. De este modo, trabajamos varios contenidos todas las semanas, incidiendo en lo que hace falta en función de los objetivos concretos de la planificación establecida.

¿Cómo influye la esclerosis múltiple en el entrenamiento?

Por lo que se refiere a cómo afecta la enfermedad en las rutinas de entrenamientos, el punto que más debemos controlar es la fatiga. Esto es así en todos los deportistas, pero en casos de esclerosis mucho más. Cabe mencionar que Amador se enfrenta a días de profundo cansancio que no derivan de la actividad física, sino que son consecuencia de la patología y es necesario no descuidar este aspecto

Para ello, controlamos la variabilidad de la frecuencia cardiaca (HRV) todos los días, ya que nos ayuda a saber el grado de fatiga que presenta  Amador. De esta forma, podemos hacer ajustes inmediatos en su planificación y adecuar el entrenamiento a la situación actual y real de la enfermedad.

En este punto del entrenamiento, el feedback diario es fundamental. Saber cómo se Amador es indispensable para seguir avanzando en las rutinas o mantener el ritmo. Y lo más importante: todos tenemos claro que, muchas veces, el mejor entrenamiento, es descansar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top