12 junio, 2019

Comienza la aventura: ¡Únete al reto y conquista el Himalaya!

Mi nombre es Amador Melero. He cumplido 46 primaveras. Soy padre de dos hijos, Ferran y Jaume, que son el principal motor de mi día a día. Soy de Castellón y me estoy preparando, física y mentalmente, para coronar el Himalaya. Hasta aquí todo normal, puesto que no soy el primero ni el último que decide participar en la Everest Trail Race (ETR), pero, ¿qué pensáis si ahora os cuento que desde 1997 me diagnosticaron esclerosis múltiple? Seguramente que estoy loco y que es algo imposible de lograr, pero si hay algo que me ha enseñado mi enfermedad es a luchar y pelear contra viento y marea.

A los 38 años, una crisis de la enfermedad me provocó una tetraplejia que me apartó de mi carrera profesional. Aquel visionario de las aplicaciones de la innovación tecnológica a la comunicación y las relaciones humanas tuvo que frenar en seco para adaptarse a un nuevo paradigma que, cuanto menos, era totalmente desconocido y producía una enorme sensación de caída en picado y sin arnés de seguridad. Pero mi afán de lucha y superación, unido por supuesto a la ayuda médica, lograron que recuperara la movilidad. Y es que hay imposibles que un día consigues sin darte cuenta.

Desde ese momento, di un giro de 180º a mi vida y decidí centrar mi experiencia y conocimientos en convertir esta situación en una oportunidad. Una oportunidad de ayudar a otras personas que estuvieran en mi misma situación o que simplemente sufrieran algún tipo de discapacidad a mejorar su calidad de vida. A través del deporte, encontré el camino para sentirme mejor y mitigar la enfermedad.

¿Qué supone el reto?

Conquistando el Himalaya no solo es un proyecto personal, empresarial y científico, sino que es un ejemplo para toda la sociedad. No quiero ser un héroe, simplemente quiero que cualquier persona, independientemente de que sufra alguna enfermedad o no, no tire la toalla y no se derrumbe nunca. Es importante pensar que todos los obstáculos pueden superarse y junto a todo el equipo que está detrás del proyecto vamos a coronar el Himalaya.

En concreto, la Everest Trail Race (ETR) es una carrera a pie y por etapas que se desarrolla en el Himalaya de Nepal. La prueba se realiza específicamente en la zona del Solukhumbu, entre los 2.000 y los 4.100 metros de altitud, por ello, no es únicamente una competición deportiva, sino que es una prueba de autosuficiencia y superación en toda regla. Durante seis días recorreré 27 kilómetros de media diaria y con un desnivel acumulado de más de 29.000 metros, sumando en total 160 kilómetros.

¿Cómo entreno para la Everest Trail Race?

Este reto, no sería posible sin el trabajo del equipo médico, el cual se va a encargar de supervisar todo el camino hasta conseguir una de las pruebas deportivas más exigentes del mundo en condiciones extremas. Para ello, los profesionales que forman parte del proyecto han confeccionado un exhaustivo y duro entrenamiento de alto rendimiento de 4 años para prepararme para la prueba. Hemos preparado un plan basado en mesociclos anuales, microciclos mensuales y etapas segregadas por pruebas deportivas, para hacer un seguimiento de la evolución física, psicológica y deportiva de una persona con esclerosis en una competición tan exigente como esta. Con ello, seré la primera persona del mundo con esclerosis que corra en los 5 continentes y corone el Himalaya, consiguiendo así batir un Récord Guinnes.

Gracias esta planificación, dispondré de la ayuda y el conocimiento suficiente para estudiar la esclerosis y demostrar al mundo que con deporte, fortaleza, sacrifico y voluntad todo es posible. A nivel científico, voy a ser elemento de estudio para saber cómo reacciona el cuerpo ante situaciones adversas. Las conclusiones obtenidas serán el legado de este proyecto para la sociedad.

Este reto es un ejemplo de superación para todos y mantiene siempre viva la esperanza de que con esfuerzo y sacrificio se puede superar cualquier obstáculo.  Así pues y para que no perdáis detalle de todo lo que acontece (entrenamientos, plan de alimentación, revisiones médicas, etc…), este blog y los canales sociales (Facebook, Instagram y Twitter) serán nuestro altavoz.

El camino hacia este gran sueño

Como he comentado anteriormente, conquistar el Himalaya no sería posible sin el equipo médico que me acompaña, pero tampoco sería una realidad sin todos los profesionales que se han involucrado desde el minuto cero en mi proyecto. De ellos puedo decir que su compromiso es máximo y, gracias ello, hemos conseguido formar un equipo multidisciplinar al que no se le resiste ninguna cima.

Muchos os preguntaréis como surgió este proyecto. Pues bien, tras correr la carrera Guerreros de España y ver la repercusión internacional que tuvo mi participación, un amigo me propuso hacer algo grande para que mi experiencia sirviera para las generaciones futuras. Así fue como conocí la Everest Trail Race (ETR). Pero todo se quedó en un pensamiento hasta que coincidí con Ofelia Santiago en una conferencia, conectamos y se enamoró del proyecto. A partir de ese punto, comenzamos a armar este equipo con compañeros de viaje que le han dado una dimensión real a mi reto personal.

Como resultado, fruto del trabajo surge un gran proyecto común, en el que el deseo de transformación y la motivación han sido el lazo de unión del equipo. Mi sueño (y el de todo el equipo) consiste en dejar un legado a la sociedad para inspirar a otras personas a que tengan una vida plena y sean capaces siempre de superarse. Quiero animar a que nadie se ponga límites porque conquistar el Himalaya no solamente será un ejemplo para pacientes de esclerosis, sino también para todo el mundo. Por ello, te invito  a escalar tu propio Himalaya y superar todas las piedras del camino. Da igual tu mochila de vida: haz deporte porque el deporte como medicina funciona.

¿Te sumas a la conquista?

Para afrontar este reto no hace falta decir que es más que necesario el apoyo de socios tecnológicos, humanos y financieros que posibiliten que el proyecto llegue a buen puerto. Plasmar datos científicos sobre la evolución de la esclerosis múltiple ante la práctica del deporte es el objetivo para poder ofrecer resultados concluyentes que sean de utilidad para la sociedad.

Cabe mencionar que para completar este reto, no solo la carrera sino también todo lo que conlleva la preparación, necesitaré material técnico y equipamiento, ropa deportiva, asistencia farmacéutica, alimentación especializada, apoyo logístico para los desplazamientos. Además y lo más importante, no puede faltar coraje, ilusión y toda vuestra fuerza. Por ello, si quieres aportar tu granito de arena y formar parte de la conquista del Himalaya, pincha aquí para descubrir los niveles de colaboración. ¡Todos juntos lo vamos a lograr!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top